Image Alt

Planeador

Zuckerberg anunció nuevo enfoque de ventas en Facebook

El cambio en los hábitos de consumo a partir de la pandemia que ha sido protagonista este 2020, ha repercutido con fuerza en el comercio digital.

En este contexto es que esta semana Mark Zuckerberg anunció una serie de actualizaciones asociadas al compromiso de su compañía con las compras y el comercio on-line, participando de forma directa en el equipo a cargo de estas optimizaciones.

Shops es el nombre de la nueva mejora a una versión ya existente en la plataforma, y que permitirá a los vendedores minoristas cargar catálogos de productos en sus perfiles de Facebook e Instagram.

La relevancia del anuncio, se debe a la participación directa del creador de Facebook en el equipo a cargo de esta tarea. En otras oportunidades Facebook, incorporó funciones de compra, pero sin mucha conversión de por medio.

Zuckerberg aseguró haberse reunido con el equipo de comercio de pequeñas empresas de la compañía todos los días durante la pandemia. Shops también está bajo la dirección de otro funcionario de Facebook de alto rango, Javier Olivan, quien dirige los esfuerzos de la compañía para integrar todos sus productos y ha liderado la organización de crecimiento de Facebook durante años.

Sin embargo, se desconoce si este esfuerzo especial conducirá a un resultado diferente, debido a que hasta la fecha, Facebook ha logrado ayudar a las personas a encontrar nuevos productos por medio de anuncios, pero nunca se ha posicionado como el lugar donde los usuarios vayan específicamente a comprar.

Nuevos Aires

Uno de los cambios relevantes es que con las nuevas tiendas, los minoristas podrán importar catálogos de productos existentes en Shopify o Big Commerce, para acelerar el proceso y eliminar antiguas barreras.

Es así como el impulso de Facebook podría impactar en pequeños ofertantes que confíen en que pueden cerrar una venta directamente en Facebook o Instagram, abriendo un nuevo modelo de negocio para la empresa de Zuckerberg.

Este nuevo flujo de ingresos no sólo se desprendería de los anuncios publicitarios, sino también cada vez que una persona compre un producto directo a través de Instagram, por ejemplo, la compañía tomaría una pequeña parte de esas ventas.

Es precisamente este punto el que ya enciende las alarmas por parte de los reguladores, quienes ya critican el tamaño de la red social, siendo cuestionada bajo el escrutinio antimonopolio de múltiples agencias, incluida la Comisión Federal de Comercio, el Departamento de Justicia de Estados Unidos y 47 fiscales generales estatales

“Cualquier cosa nueva que hagamos tendrá escrutinio”, dijo Zuckerberg. “Eso es ciertamente algo en lo que pensamos en todo lo que hacemos. Pero al mismo tiempo, no creo que puedas dejar que el hecho de que haya escrutinio y preguntas te impida hacer cosas que crees que serán buenas “.

Un nuevo escenario que lleva a cuestionarnos el futuro del comercio on-line, la relevancia de los sitios e-commerce, y la incipiente autonomía por parte de los pequeños comerciantes, quienes cuentan cada vez con más herramientas a su haber para publicitar sus productos sin intermediarios, mientras un coloso como Facebook amenaza con expandir sus fronteras cada vez más lejos.